Sin categoría

Cada quien su gusto, pero dentro de la ley

Pareciera ser que César Camacho, distinguido militante priista, necesita recorrer el país, o al menos Sinaloa, para que vea que su pronunciamiento es una quimera, o bien, para que busque convencer a sus compañeros de partido y que los acuerdos “sean dentro del marco de la Ley”, como lo acaba de escribir en su más reciente artículo.


Aquí, en Sinaloa, eso no existe en el actuar de los diputados priistas que sin empacho alguno, pero con la aprobación de la mayoría de la ciudadanía, al menos eso advierto por su silencio, todo lo aprueban sin aprecio alguno a la Ley.


Ejemplos más recientes: Modificación a la autorización de endeudamiento de los 2600 millones por parte del Poder Ejecutivo. En este tema, sería bueno que el “Comité Ciudadano”

Pareciera ser que César Camacho, distinguido militante priista, necesita recorrer el país, o al menos Sinaloa, para que vea que su pronunciamiento es una quimera, o bien, para que busque convencer a sus compañeros de partido y que los acuerdos “sean dentro del marco de la Ley”, como lo acaba de escribir en su más reciente artículo.


Aquí, en Sinaloa, eso no existe en el actuar de los diputados priistas que sin empacho alguno, pero con la aprobación de la mayoría de la ciudadanía, al menos eso advierto por su silencio, todo lo aprueban sin aprecio alguno a la Ley.


Ejemplos más recientes: Modificación a la autorización de endeudamiento de los 2600 millones por parte del Poder Ejecutivo. En este tema, sería bueno que el “Comité Ciudadano”, consiguiera un abogado responsable para que les aclare que la forma de autorizarse es incorrecta, incluyendo la modificación reciente; Modificación endeudamientos de Navolato, Guasave y Culiacán, de risa ya que se burlan de la Ley de Deuda Pública para el Estado de Sinaloa; Incremento en tarifas de agua al infinito sin ninguna contraprestación en transparencia, pertinencia de gasto, reestructura administrativa, operativa y financiera. Pero, a esa primera minoría priista y de facto mayoría absoluta, obsequiosa de todo cuanto desee su “líder máximo” como le dicen varios al gobernador, conjuntamente con los diputados del PAN, si acaso son del PAN algunos, comandados por el Diputado Felton, habría que agregarle o otros diputados que aún con claras muestras de inobservancia de la Ley (para que no suene feo a sus oídos) votan a favor con tan claras irregularidades.


Con éstas características de capital humano, si bien la corrupción existe en todo sistema de gobierno, entonces lo que cabría es el modelo a seguir para que negativos como corrupción e impunidad se redujeran al máximo. Esto nos lleva a las cuentas públicas en las que, desgraciadamente, es difícil aceptar que se podrá crear el andamiaje legal para que sean efectivas y prontas las sanciones a servidores públicos que desvían sus conductas, si el Congreso Estatal es el origen del problema. Ya veo a la Mesa Directiva emitiendo acuerdos para mantener como reservada la información que mandata la Constitución tener en su página electrónica.


El tema, a su vez, nos lleva a definir si avanzamos o retrocedemos en nuestra cultura democrática y qué entendemos por deber hacer en la democracia.


Si observamos a Presidentes de países latinoamericanos y gobernadores de provincias (o equivalente) como sucede en Venezuela, Argentina, Paraguay, sólo por citar algunos, veremos que basan su gobierno, ante los fallidos resultados en materia de progreso, en dos pilares que sacuden a la sociedad: Medidas populistas y popularidad. Es decir, cómo están atestados de malos resultados de sus programas de gobierno e impera la corrupción, si bien no en todos ( Argentina) prevalece la impunidad, entonces dirigen audazmente, bien hecho de acuerdo a la teoría, sus baterías a programas populistas como nacionalización de empresas irrumpiendo el Estado de Derecho, condonación generalizada de deudas, canastas alimenticias, entre otras medidas populistas, o bien, en acciones o actitudes simpáticas para generar popularidad en el grueso de la población fregada como el caso de Venezuela, en el que se dan ambos pilares. Malos gobiernos pero con presidentes populares como en México fue y es el caso de Fox. ¿Si a otros les ha funcionado por qué a nosotros no habrá de funcionarnos? Muy respetable decisión de esos gobiernos que igual no comparto, pero respeto.

¡Reforma electoral! ¿Será a “contentillo”?

¡Muchas gracias y sean felices!
mancardfon@yahoo.com.mx
www.manuelcardenas.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *