COLUMNAS

La venganza de los perdedores

**Clase media la más atacada, pero la que sostiene al país**

**PAN, PRI y Morena van por el Estado de México en el 2023**

La elección dejó como todas las anteriores, desilusión entre los participantes que perdieron la votación, los perdedores demuestran en estos momentos su verdadera personalidad, culpan a diestra y siniestra, no admiten errores, la culpa la tienen los demás, peor aún, muchos de ellos han comenzado a vengarse de quienes consideran no estuvieron con ellos, otros más lo hacen por ajustar las finanzas, para entregar en orden el ejercicio de recursos económicos, no importa si tiene que despedir gente, bajar salarios, dejar de pagar a proveedores, el dinero que en muchos de los casos se gastó para apostar por la reelección tiene que recuperarse para no dejar huella del uso de recursos públicos.

El caso más sonado lo inició el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien culpó a los medios de comunicación y empresarios de la derrota de su partido en la Ciudad de México y el Estado de México, contrario a ello presumió su mayoría simple en el Congreso de la Unión y el triunfo en 11 estados. Señaló que la clase media se dejó influenciar por los medios de comunicación.

Si el presidente creía que sus enemigos estaban mancos, desilusiona a La Mayoría Silenciosa, en política no hay enemigos pequeños, obvio que los empresarios se iban a organizar, por ello convencieron a los partidos políticos de aliarse y en dos estados funcionó a la perfección su alianza, pero perdieron en 11, ellos tienen clara la importancia de los contrapesos ante las actitudes de gobierno que se han tomado desde presidencia.

Ahora la gran apuesta es quién mantiene a sus aliados más unidos y quién puede romper el bloque de su contrario, la negociación y el diálogo son la base, cosas que a López Obrador se le complican, él está acostumbrado a imponer, a que le obedezcan, no sabe lo que es dialogar con los poderes, por tanto, no es difícil de adivinar que quienes tiene cola que les pisen serán obligados a unirse en los momentos importantes a Morena para votar iniciativas del presidente.

En los municipios las cosas son peores, ahí se pasa de las palabras a los hechos, nos vamos a centrar en el Estado de México, en Toluca donde gobierna Juan Rodolfo Sánchez a través del partido Morena, se espera el despido de 2 mil personas, ya les avisaron a los policías que el bono que recibían será retirado, lo anterior no sabemos si obedece a una estrategia de ajuste presupuestal luego de perder la reelección o de plano una venganza por haber perdido.

Caso similar se vive en el pequeño municipio de Rayón, en donde el Partido del Trabajo gobierna en la persona de Leonel González, sin más aviso bajaron el salario a los policías y muchos están en la tablita a un paso de ser despedidos. En Tlalnepantla la culpa la tuvieron los comerciantes, por ello, luego de que Raciel Pérez de Morena perdiera la reelección los retiraron de sus lugares y para el caso del comercio establecido les cerraron los establecimientos. En Zinacantepec, también morenista, a los medianos empresarios que apoyaron al candidato del PRI se les clausuraron sus negocios, se les iniciaron procedimientos administrativos a través de la dirección en turno y seguro los multarán por cualquier cosa.

Así de triste el país en el que vivimos, pero a final de cuentas La Mayoría Silenciosa mandató en las urnas y eligió a sus gobernantes, así debe de ser.

En México

La clase media, la que más impuestos paga, la que más empleos genera, la que mantiene con vigor la economía interna, la que va a levantar al país de la pandemia, la que es fustigada por Andrés Manuel López Obrador, la satanizada por querer triunfar, salir adelante, la que va a la iglesia, la que lee, lo cual no es malo, es más, deben ser muchos más quienes debemos acceder  a los medios de comunicación para estar informados.

Pero, en algo se equivoca muchos más el presidente, no somos difíciles de convencer, lo que pasa es que estamos cansados de que sexenio tras sexenio se nos mienta y nuestros problemas lejos de solucionarse, empeoren; ese es el problema señor presidente, entienda que el enojo de La Mayoría Silenciosa no es por sus acciones, es por los métodos que emplea, no respeta las reglas y crítica a quienes le dieron un triunfo contundente hace tres años, estuvieron con usted, pero ahora quieren resultados.

En el Estado de México

Apenas terminó el proceso electoral y los partidos predominantes ya tienen en la mira el 2023, sus cuentas alegres los hace pensar que la gubernatura es posible, los números avalan las aspiraciones de los partidos y de los aspirantes. Morena es primera fuerza, obtuvo cerca de 2 millones 300 mil votos, el PRI segunda fuerza, obtuvo más o menos un millón 700 mil votos, el PAN tercera fuerza con 900 mil sufragios aproximadamente.

En población gobernada, Morena es primera fuerza, domina el oriente; el PAN se quedó como segundo con el Valle de México; el PRI en tercero con el Valle de Toluca. Esto impedirá las alianzas entre el PAN y el PRI, los dos tienen candidatos fuertes para competir y sería un error que después del avance de los dos partidos, tanto el PRI como Enrique Vargas dejarán de lado sus aspiraciones para gobernar el Estado de México, falta saber qué dicen las dirigencias nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *